Ilusión frente a la crisis editorial


El sector editorial está en crisis, las ventas de libros bajan, las editoriales apenas apuestan por los escritores noveles; y los pocos manuscritos que aceptan recibir, los miran y  remiran un millón de veces hasta tomar la decisión de si editan o no alguno de ellos.
De los libros que se publican, las tiradas apenas superan los tres mil ejemplares, a excepción de un pequeño 3,7% que alcanza los cinco mil. Cifras muy bajas si las comparamos con las de años atrás.
Tener agente, aunque este sea de lo mejorcito, ya no es garantía de ver tus novelas publicadas.
Las devoluciones de obras no vendidas por parte de las librerías, alcanza cifras históricas.
Y para colmo, España es uno de los países donde menos se lee.
Algunos dicen que el sector agoniza, y es cierto que el panorama pinta mal, ¿pero de verdad es tan grave como dicen? Pues parece que sí. Aunque leyendo las noticias he sabido que el número de títulos publicados sigue subiendo, sí, con tiradas más bajas, pero siguen subiendo. Y aunque a nivel nacional las noticias son desalentadoras, en el exterior las exportaciones del sector continúan al alza.
Y después de todos estos datos, ¿qué podemos hacer aquellos que aspiramos a publicar en este momento? ¿Qué posibilidades reales tenemos de conseguirlo? La verdad, no lo sé.
Paciencia, perseverancia y trabajar mucho. Esas palabras son las que más veces he oído en los últimos meses. Paciencia para aguantar los largos periodos de espera que se dan en este mundo. Perseverancia ante los rechazos para no abandonar. Trabajar mucho y no dejar de escribir... si no es con esta novela, puede que sea con la siguiente.
Y a esta palabras añadiría otras: ilusión, amor, sueños y disfrutar. Mantener la ilusión en esta carrera de fondo es fundamental, el amor por lo que hacemos es vital y se ve reflejado en nuestras obras; los sueños hay que alimentarlos y mantenerlos para no perder la ilusión ni el amor; pero, por encima de todo, tenemos que disfrutar del hecho de escribir, hacerlo por nosotros y nuestra riqueza personal.
Sé que es difícil conseguirlo. Al igual que muchos de vosotros, estoy a la espera de esa llamada o ese correo que me haga dar saltos de alegría. Pero hay que ser positivo. Buscar esas pequeñas cosas que nos distraigan de la espera y los anhelos, y que a la vez no mitiguen la esperanza de conseguir algún día nuestro sueño.





6 comentarios

  1. Aunque es cierto que el mundo de la publicación tiene mucho de lotería, las nuevas tecnologías abren puertas que antes estaban completamente cerradas, tanto para hacerse notar como para crearse una carrera literaria propia. De todas formas, si se publicase todo lo que se escribe, sería casi imposible distinguir lo bueno de lo malo (y ahora mismo los filtros clásicos: agentes literarios, lectores de las editoriales, etc. están colapsados) Yo pienso que es cuestión de trabajo, pero que al final las buenas historias terminan llegando a su público. Ah, y enhorabuena por tu web.

    ResponderEliminar
  2. ¡Me encanta tu entusiasmo! Es súper importante no perder la ilusión en ningún momento y saber disfrutar del proceso de creación. Las oportunidades aparecerán de repente, cuando menos te lo esperes, ya verás.
    Me ha gustado mucho el diseño de la Web. La voy a ir mirando para apreciar el proceso. ¡Es que yo soy negada para el diseño Web y me alucina cómo lo hacéis de bien!
    UN BESOOOOOO

    ResponderEliminar
  3. Hola, Anxana =)

    Como dice Pat, tu entusiasmo es algo muy importante. Nunca lo pierdas.

    En cuanto a la crisis en el mundo literario, se debe principalmente a los libros caros. Por los dioses, ¿cómo pueden los libros costar 20 €? Porque la gente no se siente atraída con esos precios. Más triste cuando la mayoría se la lleva la editorial y muy poco el escritor... En fin, que tendrán que renovar su modelo si quieren salir de la crisis en las que ellos solitos se han metido.

    Por mi parte, decirte que he entrado en tu web y, pese a que dice que está en obras, a mí me ha encantado. En serio, sigue con ello.

    Mucho ánimo =D

    ResponderEliminar
  4. Bueno hay una cosa que comentas y que creo es lo fundamental en todo esto, y es que uno debe escribir por amor a las letras y por la inmensa ilusión de contar esa historia que tiene en la cabeza. Que luego resulta que la suerte llama a tu puerta, pues oye bienvenida sea pero si escribes pensando solo en publicar, te digo yo que ese escritor no aguanta ni un asalto encima porque a la primera negativa, la decepción y la frustración van a ser tan grandes que tirará la toalla.

    ResponderEliminar
  5. Escribimos porque nos gusta, y sí, todo está muy complicado. Pero las librerías siguen llenando estantes de novedades... luego hay esperanza.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Conseguir llegar a la meta, se deberá sobre todo al trabajo, y habrá que trabajar mucho y ser paciente. Agentes y editores están colapsados, pero no debemos perder la ilusión. Y escribir por encima de todo para nuestro deleite, la mira en la publicación debe ser complementario a nuestro disfrute, no la única motivación.
    Es cierto que los libros son carísimos y por eso me cabrea saber que porcentaje de ese dinero es para el autor, irrisorio!!!
    Y como Blas apunta, las librerías siguen llenando las estanterías de novedades, el único problema que yo veo, es que la mayoría de novedades son títulos extranjeros ya publicados, con un mínimo de garantía en buenos resultados.
    Las apuestas por autores españoles han descendido, y si son noveles se reducen a lo inexistente. Aún así hay esperanza, hace unos días hablaba con mi agente de esto, el sector está muy mal, pero no es imposible publicar, si el material es bueno acabará editado aunque tardé un poco más. Y si un agente decide representarte en estos momentos tan poco alentadores es porque está convencido de que tiene posibilidades de sacar adelante tu trabajo, ánimo y a no desesperar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar.