Slider

Ilusión frente a la crisis editorial

domingo, 17 de julio de 2011


El sector editorial está en crisis, las ventas de libros bajan, las editoriales apenas apuestan por los escritores noveles; y los pocos manuscritos que aceptan recibir, los miran y  remiran un millón de veces hasta tomar la decisión de si editan o no alguno de ellos.
De los libros que se publican, las tiradas apenas superan los tres mil ejemplares, a excepción de un pequeño 3,7% que alcanza los cinco mil. Cifras muy bajas si las comparamos con las de años atrás.
Tener agente, aunque este sea de lo mejorcito, ya no es garantía de ver tus novelas publicadas.
Las devoluciones de obras no vendidas por parte de las librerías, alcanza cifras históricas.
Y para colmo, España es uno de los países donde menos se lee.
Algunos dicen que el sector agoniza, y es cierto que el panorama pinta mal, ¿pero de verdad es tan grave como dicen? Pues parece que sí. Aunque leyendo las noticias he sabido que el número de títulos publicados sigue subiendo, sí, con tiradas más bajas, pero siguen subiendo. Y aunque a nivel nacional las noticias son desalentadoras, en el exterior las exportaciones del sector continúan al alza.
Y después de todos estos datos, ¿qué podemos hacer aquellos que aspiramos a publicar en este momento? ¿Qué posibilidades reales tenemos de conseguirlo? La verdad, no lo sé.
Paciencia, perseverancia y trabajar mucho. Esas palabras son las que más veces he oído en los últimos meses. Paciencia para aguantar los largos periodos de espera que se dan en este mundo. Perseverancia ante los rechazos para no abandonar. Trabajar mucho y no dejar de escribir... si no es con esta novela, puede que sea con la siguiente.
Y a esta palabras añadiría otras: ilusión, amor, sueños y disfrutar. Mantener la ilusión en esta carrera de fondo es fundamental, el amor por lo que hacemos es vital y se ve reflejado en nuestras obras; los sueños hay que alimentarlos y mantenerlos para no perder la ilusión ni el amor; pero, por encima de todo, tenemos que disfrutar del hecho de escribir, hacerlo por nosotros y nuestra riqueza personal.
Sé que es difícil conseguirlo. Al igual que muchos de vosotros, estoy a la espera de esa llamada o ese correo que me haga dar saltos de alegría. Pero hay que ser positivo. Buscar esas pequeñas cosas que nos distraigan de la espera y los anhelos, y que a la vez no mitiguen la esperanza de conseguir algún día nuestro sueño.





CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan