Slider

Agentes literarios

martes, 9 de abril de 2013




Agentes literarios. Sobre este tema he oído de todo. Mil y una versiones. He leído artículos, discusiones en foros, opiniones de conocidos, de desconocidos... Desde que aterricé en el mundo literario como juntaletras, son muchas las personas que me han escrito preguntándome sobre esta figura editorial, la última no hace ni cinco minutos.
Las cuestiones que me plantean son de lo más variopintas, pero hay unas cuantas que se repiten:

—Por qué decidí buscar agente.
—Cómo lo conseguí.
—Qué hace por mí.
—Son de verdad necesarios.

Siempre trato de ser objetiva. Pero cuesta hacerlo cuando solo puedes dar tu opinión al respecto y solo puedes referirte a tus propias experiencias. Nunca hablaría en nombre de los demás ni diría aquello de: pues me han dicho, me han contado, a fulanito le pasó... De esta agencia dicen, de la otra se rumorea...
Yo prefiero responder basándome en mi experiencia, y así no engaño a nadie, ni creo expectativas; pero tampoco me cargo las que puedan traer esas personas. Puedo contarte cómo lo logré y cómo me va, después tú saca tus conclusiones.

¿Por qué decidí buscar agente? Pues por el consejo de unos cuantos escritores a los que conocí en un foro de literatura. Allí me sugirieron que era lo más efectivo para entrar en el mundo profesional literario cuando eres un novel tan desconocido que solo tu madre y tu novio saben que escribes. Aunque también me dejaron muy claro que si encontrar editorial en esas condiciones era difícil, conseguir un agente lo era aún más.
En aquel momento yo había enviado mi manuscrito a algunas editoriales y, siendo sincera, aposté por las grandes. Ni caso. Luego te enteras de que una de estas editoriales puede recibir 200 manuscritos no solicitados en un mes y, claro, si piensas con un poco de sentido común, pues no te sorprende tanto que te ignoren. No solo que te ignoren, sino que con seguridad, después de seis meses, tu manuscrito solo haya pasado por las manos del cartero que lo entregó.
A un agente literario no suele pasarle eso. Normalmente, aquellos que llevan unos años en este mundo, son conocidos por todas las editoriales y suelen tener un CV que los avala y que hace que su opinión tenga un peso relevante. 
Pongámonos en situación, si el agente que descubrió a tales o cuales  escritores hace x años, ahora con cierta reputación y reconocimiento, recomienda a un escritor novel que acaba de conocer, el editor ya tiene la seguridad de que la obra que se le presenta ha pasado una criba y que tiene los elementos necesarios que pueden interesarle. Y la va a leer. Que después decida publicarla o no, es otro cantar.
Así que el motivo ya está claro. Sola iba a necesitar un milagro para que mi novela fuera leída en una de esas editoriales, con un buen agente tenía una posibilidad.

¿Cómo lo conseguí? Pues un día entré en Google, busqué un listado actualizado de agencias, preparé una propuesta editorial con unos capítulos de muestra y la envié a los correos electrónicos que figuraban en las webs. En este caso también fui valiente y aposté por las más conocidas. Varias me pidieron el manuscrito completo, y tuve la increíble suerte de que apenas una semana después, la agente que hoy me representa me llamara para decirme que le había gustado como escribía y que quería representarme. Así fue.

¿Qué hace por mí? Todo. Mientras escribo suele estar pendiente del desarrollo de la novela. Cuando la termino la lee y la valora, sugiere cambios o posibilidades, si cree que los necesita. Después busca aquellas editoriales en las que podría encajar, contacta con los editores y la ofrece. Si recibimos una oferta de publicación, se encarga de todo lo burocrático: negocia, redacta contratos, se preocupa de que se cumplan fechas, cláusulas, pagos, liquidaciones; de que todo se desarrolle  de forma correcta.

¿Son de verdad necesarios? No, y con el permiso de la agente literaria Mamen de Zulueta (ZW), me apropio de la frase que abre el inicio de su página web:

Las agencias literarias somos prescindibles en el mundo editorial.

Y es cierto, muchos escritores han publicado sin necesidad de sus servicios.
Pero ¿son recomendables? Desde mi punto de vista, por supuesto que sí. El sistema editorial cada día es más complejo y de difícil acceso. Ajeno a aquellos escritores que comienzan.
La relación que se establece entre un agente y un escritor es la de un equipo. El primero cumple unas funciones necesarias para que el segundo solo tenga que preocuparse de escribir y estar en contacto con sus lectores.
En mi caso, si tuviera que encargarme de todo lo que conlleva la colocación  y publicación de una novela, no podría haber escrito la mitad de las novelas que tengo.
Por suerte, tengo a una persona que se encarga de todas esas cosas para que yo solo me preocupe de escribir. Y como decía al principio, la opinión se reduce a mi propia experiencia. En mi caso es una figura imprescindible. Apostó por mí y yo confíe en ella, los resultados ahí están. Estoy segura de que, sin su ayuda, en este momento yo no estaría a cinco semanas de publicar una novela con una editorial de peso como B (Ediciones B), y contando los días para anunciar novedades.
De todas formas, ni siquiera así es fácil lograr la meta, aunque pueda parecerlo. Ningún comienzo es fácil, y a veces hasta puede parecer imposible si los resultados tardan en llegar.
Pronto hará dos años que estoy con mi agente. En este periodo de tiempo, ella intentó que mi primera novela viera la luz, y yo mientras escribía otra. La primera no funcionó, la segunda sí. Por lo que tener paciencia y no dejar de trabajar, se convierte en un «indispensable» en todos los casos, con y sin agente.
Así que, con esta entrada espero contestar a todos esos mensajes que me preguntan al respecto. 

Un saludo. 



9 comentarios:

  1. Gracias por este post, María.

    Besos alados,

    Lu

    ResponderEliminar
  2. Buena entrada, María. Yo por mi parte no necesité agente para publicar con Ediciones B, y considero que tuve suerte. Como bien dices, reciben muchísimos manuscritos al mes, y no es fácil que te tomen en cuenta.
    Pero un apoyo como ese nunca está demás.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Una buena reflexión... ¡BESOS!

    ResponderEliminar
  4. Lo has explicado estupendamente. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Un blog muy interesante, gracias por la información.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por contar tu experiencia. Hoy mismo hice mi lista de agentes. Cruzo los dedos...

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar.

CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan