Slider

Despejando dudas sobre Almas Oscuras III

miércoles, 9 de julio de 2014




Dentro de unos días, por fin, se publicará Juego de ángeles. Estoy nerviosa, ansiosa, un poco asustada, y contenta como hace tiempo que no lo estaba. Se ha acabado una etapa importante para mí. Lo que empezó siendo un «fanfic», ha acabado convertido en un mundo propio con una identidad única y personal.
Estos días pasados estuve releyendo los dos libros anteriores y me di cuenta de hasta qué punto la historia va cambiando de una novela a otra. Hay unas diferencias increíbles entre Pacto de sangre y Profecía, tanto en los personajes como en la evolución de la trama; y todo esto se acentúa en Juego de ángeles hasta parecer una historia completamente diferente.
La causa de esta evolución es el tiempo transcurrido entre la escritura de cada libro, casi dos años entre Profecía y Juego de ángeles. Dos años en los que yo he cambiado y mi percepción de los personajes y sus vivencias también lo ha hecho.
Cuando  retomé el final me di cuenta de que no iba a ser fácil continuar la línea que llevaba y me arriesgué con lo que de verdad sentía que debía ser. Espero que esta evolución no decepcione a nadie y que se pueda entender la «madurez» que yo creía necesaria.

Por otro lado, están las preguntas que me estáis haciendo llegar sobre este último libro. ¡Cómo os gusta cotillear!, y a mí me encanta que lo hagáis. Voy a intentar contestar a algunas sin desvelar nada. De todas formas, cuidado quien no haya leído los libros y pueda apetecerle, porque es fácil que se me escape algún spoilers de los anteriores.



¿Por qué titularlo Juego de ángeles?

Os diré que los títulos de las tres novelas estaba claros desde el principio y,  a pesar que existe otro título muy similar y conocido por ahí, me negué a cambiarlo porque define a la perfección este libro. SPOILERS. Los que habéis leído el segundo libro ya sabéis que estos seres hicieron su aparición dando un giro radical a la historia, y que esta historia se reorienta en esa dirección y abre una puerta que queda muy clara en el epílogo. Hay dos bandos enfrentados y la guerra entre ellos, en realidad, podría compararse a un juego en el que la estrategia, la inteligencia y la falta de escrúpulos definen las reglas.





¿Por qué ese ángel en la portada y no otro que no sea conocido?

Vale. Los que me conocéis ya sabéis que yo actúo de forma premeditada. Todo está hilado y más que hilado. Esa escultura es El ángel del dolor o El ángel de la pena, y tiene una relación directa, importante y muy especial con el argumento. Y hasta ahí puedo contar. Y si os gusta tanto como a mí ese momento en el libro, os daréis cuenta de que debía ser ese y no cualquier otro.








¿Por qué no está Kate en la portada?

Porque aunque ella es uno de los dos pilares de esta trilogía, este libro es más de William que ningún otro. Ya sabéis que él siempre ha sido, por así decirlo, el protagonista de Almas Oscuras, sus pensamientos se han impuesto al resto casi siempre, y en Juego de ángeles ese protagonismo es aún mayor.
Eso no quiere decir que Kate haya quedado relegada a un segundo plano. No, sigue ahí, y si la relación entre ellos siempre ha sido como una montaña rusa, esperad a ver ahora.







¿Todos los personajes tendrán su final?

Esta respuesta no os va a gustar a todos. En Pacto de sangre aparecieron un montón de personajes, en ese momento necesarios, porque en mi cabeza todos ellos existían. En Profecía muchos de ellos pasaron de puntillas o ni siquiera aparecieron, y dejaron su lugar a algún nuevo; ¿por qué?, por lo que os contaba de la evolución de esta trilogía. Porque al definirse ya no es prudente ni posible guiar a todo ese batiburrillo de personajes inicial, y todo se centra donde debe y donde es importante para el argumento.
En este último libro, los personajes que aparecen son los que deben aparecer, unos más que otros, y todos tienen su cometido. Pero no olvidéis quiénes son los protagonistas de esta historia, es a ellos a quienes debo darles un final.







¿Habrá más partes o algún spin-off?

No habrá más partes. No tengo intención de ampliar esta saga, porque es perfecta como está. Acaba como creo que debe acabar y el resto prefiero que lo imaginéis. Que sean vuestras cabecitas quienes imaginen qué pasó después.
En cuanto a un spin-off. No lo sé. En este momento no, ni siquiera tendría claro qué personaje podría darle continuidad. A ver qué dice el tiempo.


Hay muchas más preguntas, pero esas no las puedo contestar porque os destriparía la novela. Así que, para satisfacer la curiosidad sobre todas ellas, os animo a leer el último libro que, si todo va bien, estará disponible en los próximos días.










Espero  haber resuelto dudas. Y espero que me escribáis para contarme qué os ha parecido.
Aprovecho para decir, que por el trabajo llevo un tiempo sin mirar el correo, pero que estos días prometo organizarme y contestar a todos. 
Un abrazo.



4 comentarios:

  1. Ay!! Ay!! Aaayyyyyyyyy!!!!! Que ansias, que nervios, que intriga, que necesidad de tenerlo YA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. No sabes las ganas que tengo de hincarle el diente a esta novela... Jajajajaja. ¡Gran entrada, María! ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Que te puedo decir María me has dejado con unas ansias locas de leerlo ahora, en este momento... aunque se que tendré que esperar algunos días para hacerlo aún así muero por tenerlo en mis manos... gracias por responder nuestras dudas... y permiteme felicitarte por terminar la trilogía y por ser una gran escritora.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Gracias María por tomarte el pequeño tiempo en dejarnos estos detalles ayudan mucho mientras esperamos y nos dejan con un sabor de querer leerlo ya ... jaja ... sin dudas es uno de los libros que más espero para leer.... :)

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar.

CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan