¡A descansar!


Estoy apurando las horas que quedan antes de mis vacaciones, para  ultimar cosas y escribir esta entrada de «Hasta pronto».
Este año iba a ser el AÑO. Tenía previsto un viaje con el que llevo soñando mucho tiempo, pero no ha podido ser. Con los amigos, o vamos todos o ninguno. La alternativa son tres semanas tranquilas, muy culturales, con montaña, algo de playa y tiempo para leer y escribir. En este momento oigo la voz de Nazareth: «Nena, descansa, deja la novela, que llevas muchos meses sin parar. Déjate el ordenador en casa». 




Y tiene razón, pero… CRUZANDO LOS LÍMITES II. Soy como soy, no sé decir NO. Os prometí que escribiría esta novela, y hasta que no la acabe no se me va a quitar este runrún que tengo en la cabeza. 


Por cierto, a quien sugiera CLL III... que empiece a correr.



 Este libro me tiene nerviosa. Si ya veía muchas expectativas con la primera, con la segunda ni os cuento. Espero poder darles a Tyler y a Cassie la historia que merecen y que esperáis. Son estupendos, y cuanto más escribo sobre ellos, más me gustan. Conocerles más a fondo está siendo toda una experiencia, y reencontrarme con Caleb y Savannah, una delicia.




Por cierto, ¡qué ya se ha anunciado la portada de UNA CANCIÓN PARA NOVALIE! ¿La habéis visto? A mí me parece preciosa. Es sencilla, dulce, elegante… Refleja perfectamente las sensaciones que trasmite la historia. No os puedo adelantar mucho sobre ella salvo que llegará a las librería el 26 de octubre y que espero que os guste muchísimo.




Estos días he estado participando en un reto literario que consistía en publicar, durante cuatro días, pequeños extractos de mis novelas. Ayer, cuarto y último, subí este trocito de Una canción para Novalie.


Ella se abrazó los codos con un estremecimiento. Había refrescado bastante y la humedad se condensaba por encima de sus cabezas, descargando una fina llovizna.
 —Gracias a ti por traerme a casa.
 —Ya sabes que lo he hecho encantado —declaró con un guiño. Hubo una pausa en la que se quedó mirando sus ojos verdes y brillantes—. Me alegro de que confiaras en mí. 
 —¿Quién ha dicho que confío en ti? Eras mi última opción, ¿recuerdas?
Nick se echó a reír. Dio un paso hacia delante, como si su cuerpo tuviera vida propia y buscara la forma de acercarse a ella constantemente, encontrando cualquier excusa para tocarla. Se inclinó sobre su oído y le rozó la mejilla con su cara.
 —Me estás destrozando el corazón —susurró cerca de su oído.
 Novalie cerró los ojos un segundo, sintiendo por un momento que esa frase hacía referencia a mucho más que a su comentario mordaz de hacía unos segundos. Se miraron a los ojos y sonrieron.
 —¿Una tirita?
 La sonrisa de Nick se ensanchó.
 —No sé, de pequeño mi abuela me daba un besito en las heridas y funcionaba bastante bien. —Se tocó el pecho a la altura del corazón—. Duele.
 —¿Intentas aprovecharte de mí dándome pena? —preguntó Novalie, fingiendo escandalizarse, aunque por dentro su corazón había entrado en barrena y estaba a punto de estrellarse.
 Nick entornó los ojos, ardientes, sorprendido de que le estuviera siguiendo el juego. Antes de que pudiera contestar, Novalie se puso de puntillas y le dio un beso suave en la mejilla. Sus labios carnosos presionaron durante un largo segundo su piel. Nick ladeó un poco la cabeza, buscando su aliento con la respiración entrecortada. Se detuvo al tiempo que ella se apartaba.
 —¿Mejor? —inquirió Novalie con tono travieso.
 —Mucho mejor —susurró Nick.

Y si queréis saber un poquito más sobre la novela, echadle un vistazo a lo que cuenta la editora de Titania. Y al tablero de Pinterest.





Y de momento, esto es todo.
Disfrutad de vuestras vacaciones y nos vemos a la vuelta. 
Tengo un NOTICIÓN que espero poder contaros para entonces. :)








3 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Te acababa de escribir un súper comentario pero se me ha borrado, así que ahora me siento molesta. ¡Jo!
    Te decía que creo que Nazareth tiene razón y te diría que necesitas descansar. Y eso que sabes que yo estoy muy a favor de que escribas, nunca es suficiente (ojitosdecorazón). No podemos evitar que escribas porque eres cómo eres y por eso nos encantas. Pero al menos prometenos disfrutarás muchos tus vacaciones y no dejarás de hacer nada.
    Ojalá podáis hacer ese viaje pronto.
    Tengo muchas ganas de leer la sinopsis de UCPN, después de ver la portada, la verdad que transmite mucha calma aunque la escena promete muchos nudos de estómago.
    Y por último... Ahora mismo te gritaría, ¿QUE NOTICIÓN?

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchas ganas de leer Rompiendo las olas pero por favor que aparezcan mucho Caled y Sav

    ResponderEliminar

Gracias por visitarme y comentar.