Slider

Cosas de escribir: ideas

lunes, 22 de enero de 2018





¿De dónde sacas tus ideas? ¿Cómo se te ocurre una historia? ¿Cómo creas un argumento? ¿Cómo haces para escribir tus novelas? ¿Cuál es tu proceso creativo?
No imagináis cuántas veces, a lo largo de su carrera literaria, le hacen estas preguntas a un escritor. Estas y otras muchas variantes que, al final, pretenden averiguar lo mismo. 
Yo siempre respondo con la verdad:

—No lo sé.
—Aparecen sin más.
—No tengo método, ni pautas. Por no tener, muchas veces no tengo nada de nada. Aventurera que es una.

Estas respuestas no suelen gustar, porque, en cierto modo, la gente espera que compartas tu «gran secreto» con ellos. La fórmula mágica que escondes en el cajón y que no quieres enseñar. Nada más lejos de la realidad. El dónde, cómo y cuándo es un misterio para mí. Aún hoy, cuando hojeo mis libros, me sigo sorprendiendo de que cada palabra haya salido de mi cabeza.



¡Adiós, 2017! ¡Hola, 2018!

viernes, 29 de diciembre de 2017

¿Propósitos para el nuevo año?

Aquí estoy, a punto de despedir otro año. 
Llevo días intentando hacer un balance de estos doce meses y lo primero que me viene a la cabeza es que ha sido un año de aprendizaje, sobre todo, personal.  De fortalecimiento, de cambio.
Ha sido un año de muchas alegrías y también de algún golpe duro. 

¿Y ahora qué?

jueves, 16 de noviembre de 2017




Siempre me ha gustado eso de tener un blog, un espacio solo mío en el que poder expresarme como me apetezca, ya sea para hablar de mí, de mis libros o de cualquier chorrada que se me haya ocurrido.
Además, últimamente, con lo mucho que me cuesta ponerme al día con las redes sociales, los emails y mensajes, este blog cumple una función aún más importante para mí, la de la comunicación. Es una forma de responder a todos, de informar y compartir esas cosas que suelen interesaros de mí y mi trabajo; mientras trato de hacerlo personalmente cada vez que araño un par de minutos al reloj.
¿Y qué quiero contaros hoy? Muchas cosas, aunque no sé muy bien en qué orden ni con qué finalidad. Ni si lo haré…
Hace unos días que mi última novela llegó a las librerías. Y lo hizo en medio de un cúmulo de nervios y dudas que llegó a robarme el sueño. Durante días solo quise meterme en una cueva y no salir de allí. Cosa que habría hecho si la cueva hubiese tenido wifi. Dame una conexión a internet para Netflix y una cafetera, y por mí ya puede desencadenarse un Apocalipsis zombie. Se me olvidaba el chocolate.



CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan